Un enigma llamado Mechanical Man, el EP que Devo dejó en el limbo.

Uno de los lanzamientos más enigmáticos de la era postpunk, y que incluso se ha llegado a considerar como un disco pirata, es sin duda alguna el EP Mechanical Man, de Devo, una de las agrupaciones más disruptivas de las últimas décadas del siglo 20, originaria de Akron, Ohio, que se autodefinía como una “banda industrial de los ochenta”.

Pero hay una gran historia detrás de Mechanical Man. A decir de la revista Electronic Sound, que ofrece un exquisito acetato en vinil amarillo junto con su número 103.

Pero antes de hablar de estos tremendos innovadores, veamos un poco de su historia, como lo relata Simon Reynolds en su celebérrimo libro enciclopédico Postpunk. “los Devo sí habían sido hippies, o al menos algo así. Gerald V. Casale y Mark Mothersbaugh, el corazón conceptual de la banda, estuvieron entre los estudiantes que protestaron contra la invasión norteamericana a Camboya aquella fatídica mañana de mayo de 1970 en la Universidad Estatal de Kent, Ohio, cuando la Guardia Nacional abrió fuego. Dos de los cuatro estudiantes masacrados -Allison Krause y Jeffirey Miller- eran amigos de Casale”.

Reynolds refiere que el grupo nació durante los días de huelga de la Universidad de Kent durante aquellos aciagos días, cuando Mark se percató del “arte performático bufón” con que Casale se dio a conocer en la Facultad de Bellas Artes de dicha casa de estudios, con un personaje llamado Gorge, “que llevaba un bolso en forma de enema”. Así se conocieron Gerry y Mark, se juntaron a hacer música, y así nació Devo. Casale, bajista consumado, tocó previamente en varias bandas de blues y rock progresivo. Entonces decidieron “hacer la música del hombre de las cavernas del espacio exterior”. Poco después se unieron Jim Mothersbaugh, hermano de Mark, en la batería, en breve sustituido por Alan Myers.

Tecnología disruptiva al servicio de la ironía.

Devo trataba el sintetizador como un generador de ruido. “Cuanta más tecnología se tiene, más primitivo se puede ser”, dijo en su momento Mothersbaugh, y se aventaron con un decidido estilo anti-groove lo que, dice Reynolds “eventualmente, acabaría por transformarse en la marca registrada de la new wave”.

Devo mechanical man
Devo mechanical man
Devo mechanical man
Devo mechanical man

Un EP que quedó en el limbo.

Mechanical Man apareció por primera vez en Elevator Records, en 1978. Por lo general, con cinco pistas de demostración temprana, que llegaron a ser prensadas en vinil y distribuidas en tiendas de discos del Reino Unido, sigue siendo un misterio hasta el día de hoy. Incluso se informó que algunas personas encontraron copias del EP dentro del álbum debut de la banda, “Q: Are We Not Men? A: We Are Devo!”. Todo es parte de la leyenda que recoge Electronic Sound.

En la versión original solo se incluían cuatro pistas: “Mechanical Man”, “Blockhead”, “Clockout” y “Auto Modown”, pero versiones posteriores agregaron el tema “Space Girl Blues”.

“El disco venía con una portada típica de bootleg, un trozo de papel doblado alrededor de una funda interior blanca, con cinco variantes de color, algunas de ellas numeradas. Dado que la edición inicial en vinilo de “Q: Are We Not Men?” en Virgin Records también se emitió en cinco colores diferentes, varios aficionados a Devo han señalado a la discográfica como la fuente probable del EP”.

Para sumar más elementos misteriosos al origen de este EP, Simon Draper, quien consumó la firma de Devo para la Virgin Records en el Reino Unido y Europa, asegura que no tiene conocimiento del disco, pero incluso los mismísimos Mark Mothersbaugh y Gerald Casale, ¡desconocen quién estuvo detrás de Mechanical Man!, aunque sí recuerdan haber grabado las pistas.

“Creo que hicimos las demos en Audio Recordings en Cleveland”, dice Jerry Casale. “El lugar era dirigido por Bill Cavanaugh y entendía lo que estábamos tratando de hacer. No se burló de nosotros. Estas eran las cinco canciones que nos emocionaban más en ese momento y todavía me gusta lo extrañas que suenan. También me gusta cómo muestran que Devo nunca se trató de un solo estilo. No estábamos trabajando en un género en particular. Era simplemente Devo, ya sabes, lo que significaba que podías hacer exactamente lo que querías hacer, basado en cualquier idea que tuvieras, tomando cosas de muchos tipos diferentes de música”.

Maestros del cinismo, aseguran que las canciones se grabaron en 1974 o 1975, momentos en los que se hallaban inmersos buscábamos en la búsqueda de sonidos que los diferenciaran del rock ‘n’ roll, dice Mark Mothersbaugh y recuerda que fueron escritas por Jerry, su hermano Bob y él mismo, autor de “Mechanical Man”, la más extrema de las cinco.

En el artículo de Electronic Sound, Mothersbaugh se explaya en los aspectos técnicos, en los que voces y música se pasaron a través de efectos sintéticos. “Se basaba en un secuenciador que se podía obtener en forma de kit a principios de los años 70 de una compañía llamada PAiA. Podías gastar, como, $17 y obtener un oscilador. Lo soldabas, ponías las piezas en una placa de circuito, lo enchufabas y tenías un VCO. Luego podías hacer un filtro y una envolvente. Y entonces tenías los fundamentos básicos de un sintetizador. También pasé las voces de la pista a través de un modulador de anillo, un Electro-Harmonix Frequency Analyser, para que nuestro hombre mecánico tuviera un carácter. Hizo que todo sonara como IA 50 años antes de la IA”.

0 thoughts on “Un enigma llamado Mechanical Man, el EP que Devo dejó en el limbo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *